Gotomarket strategy

Marketing de influenciadores

Las cuatro P del marketing son los factores clave que intervienen en la comercialización de un bien o servicio. Son el producto, el precio, la plaza y la promoción de un bien o servicio. A menudo denominadas marketing mix, las cuatro P están condicionadas por factores internos y externos del entorno empresarial general, e interactúan de forma significativa entre sí.

Las empresas utilizan las 4 P para identificar algunos factores clave para su negocio, como lo que los consumidores quieren de ellas, cómo su producto o servicio satisface o no esas necesidades, cómo se percibe su producto o servicio en el mundo, cómo se distingue de sus competidores y cómo interactúa con sus clientes.

Neil Borden popularizó la idea del marketing mix -y los conceptos que más tarde se conocerían principalmente como las cuatro P- en la década de 1950. Borden era profesor de publicidad en la Universidad de Harvard. Su artículo de 1964, titulado «The Concept of the Marketing Mix» (El concepto de la mezcla de marketing) demostró las formas en que las empresas podían utilizar las tácticas publicitarias para atraer a sus consumidores. Décadas después, los conceptos que Borden popularizó siguen siendo utilizados por las empresas para anunciar sus bienes y servicios.

Estrategia de salida al mercado hbr

Ellen Merryweather es la británica residente y autoproclamada reina del blog en Product School. Co-presentadora del Product Podcast, le apasiona ayudar a que más mujeres entren en la tecnología y pasa su tiempo libre intentando (y fracasando) aprender a codificar.

Así que has reunido un equipo increíble, has creado el mejor producto del mundo y estás listo para enviarlo al mundo y hacerlo llegar a la gente. Pero, ¿cómo vas a conseguirlo exactamente? Podrías lanzarlo en la tienda de aplicaciones y en tu sitio web y simplemente… ¿rezar?

Una estrategia de salida al mercado (GTM) es esencialmente tu plan de marketing para asegurarte de que tu mercado objetivo conozca tu lanzamiento, ya sea de una función o de un producto completamente nuevo. Una estrategia GTM es válida tanto si se está introduciendo en un nuevo mercado como si se está tratando de llegar al mercado actual.

Si no tienes experiencia en marketing, puede parecerte complicado y un montón de trabajo. También es posible que se pregunte: «Soy director de producto… ¿tengo que participar en esto? ¿No es esto algo para el equipo de marketing?

Ventaja diferencial

Una estrategia de salida al mercado es un plan para lanzar un nuevo producto o servicio en el mercado o lanzar un producto existente en un nuevo mercado. Como tal, las estrategias de salida al mercado tienden a centrarse en el corto plazo, pero las eficaces también tendrán en cuenta cómo se puede mantener cualquier éxito inmediato durante un período más largo.

No existe un formato estándar para una estrategia de salida al mercado. Las distintas empresas tendrán que considerar y priorizar diferentes elementos, en función de su madurez, su presencia actual en el mercado, su modelo de negocio, su organización y financiación, y los planes de salida que puedan tener.

Incluso las empresas y los productos que se consideran asentados pueden beneficiarse de las revisiones periódicas de la estrategia de salida al mercado, como forma de estar al tanto y prepararse para la nueva competencia y otras fuerzas del mercado. ¿Debería su empresa tener una? Por supuesto.

Es posible tener éxito sin una estrategia de salida al mercado, pero para ello se necesita un producto único en su género o una gran cantidad de suerte. Una buena estrategia de salida al mercado está diseñada para mitigar el riesgo y maximizar el retorno de la inversión (ROI), reuniendo conocimientos antes de que se produzca el evento y utilizando esos conocimientos para realizar la acción más eficaz.

Marketing en redes sociales

La ruta al mercado es una estrategia que determina los canales de distribución que se utilizan para hacer llegar un producto a los clientes objetivo. Es una estrategia que las empresas utilizan cuando quieren alcanzar un objetivo comercial específico o acelerar el crecimiento en un mercado determinado.

En muchas situaciones, el conflicto de canales, o el solapamiento, no es algo malo, ya que significa que una empresa está cubriendo el mercado y asegurando que se está captando todo el potencial de ventas. Si los canales no se solapan de algún modo, puede significar que la cobertura es insuficiente.

No se puede ofrecer a todos los clientes todos los canales, a no ser que el proveedor tenga la intención de cerrar el negocio. Asimismo, el coste asociado a la utilización de canales premium en mercados de baja rentabilidad e importancia para el cliente es sencillamente inviable desde el punto de vista económico.

Normalmente se tarda entre 10 y 15 años en desarrollar una fuerza de ventas de éxito: invertir en un programa de seis meses para desarrollar una estrategia de éxito en la ruta al mercado es poco en comparación, sobre todo teniendo en cuenta los resultados potencialmente rentables que se pueden conseguir.