Que son los canales de distribucion

Importancia de los canales de distribución

Un canal de distribución es una cadena de empresas o intermediarios por la que pasa un bien o servicio hasta llegar al comprador final o al consumidor final. Los canales de distribución pueden incluir mayoristas, minoristas, distribuidores e incluso Internet.

Los canales de distribución forman parte del proceso descendente, respondiendo a la pregunta «¿Cómo hacemos llegar nuestro producto al consumidor?» Esto contrasta con el proceso ascendente, también conocido como cadena de suministro, que responde a la pregunta «¿Quiénes son nuestros proveedores?»

Un canal de distribución es un camino por el que deben transitar todos los bienes y servicios para llegar al consumidor previsto. A la inversa, también describe el camino que recorren los pagos desde el consumidor final hasta el proveedor original. Los canales de distribución pueden ser cortos o largos, y dependen del número de intermediarios necesarios para entregar un producto o servicio.

En ocasiones, los bienes y servicios llegan a los consumidores a través de múltiples canales, una combinación de cortos y largos. Aumentar el número de formas en que un consumidor puede encontrar un bien puede aumentar las ventas. Pero también puede crear un sistema complejo que a veces dificulta la gestión de la distribución. Los canales de distribución más largos también pueden significar menos beneficios que cada intermediario cobra al fabricante por su servicio.

Canal de distribución de dos niveles

La estrategia de distribución ayuda a mejorar la forma en que los clientes interactúan con su empresa, lo que conduce a la satisfacción del cliente y a la repetición del negocio. También puede ayudarle a racionalizar su negocio para hacerlo más eficiente. Gracias a una empresa más eficiente y a la mejora de la satisfacción de los clientes, esta estrategia puede dar lugar a mayores beneficios.

Las investigaciones han demostrado que una mayor satisfacción de los clientes genera más lealtad y referencias positivas de boca en boca, lo que se traduce en una mejora de los beneficios, según la Asociación para la Investigación del Consumidor.

En este artículo, definiremos qué es la distribución en los negocios, daremos ejemplos de cómo la estrategia de distribución se relaciona con la industria de la hospitalidad y los hoteles en particular, y daremos cinco tipos de estrategias de distribución que pueden funcionar para los hoteles.

La estrategia de distribución consiste en idear un método eficaz para difundir los productos o servicios de su empresa. El objetivo de este tipo de estrategia es maximizar los ingresos al tiempo que se mantiene la fidelidad de los clientes. Su empresa crea una estrategia basada en su cliente objetivo, y puede utilizar más de una estrategia para llegar a más de un tipo de cliente objetivo.

Estrategia de canales de distribución

A la hora de expandirse a nuevos mercados, las mejores marcas saben que mantenerse al tanto de todo el proceso de ventas es fundamental para cerrar el trato. Pero, ¿cómo se puede estar al tanto del proceso de ventas si no se participa en él en cada paso del camino? La distribución del producto es un paso importante que a menudo se pasa por alto, ya que las marcas optan por la opción más barata o más fácil en lugar de idear una estrategia de distribución legítima. En este post, le contaremos todo lo que necesita saber sobre la distribución de productos, desde las diferentes estrategias de distribución hasta quién es quién en el sector, para que pueda perfeccionar su propia estrategia de distribución y conseguir el máximo rendimiento en el lineal.

Pongámonos técnicos. La distribución consiste en hacer que un producto esté disponible para su compra dispersándolo por el mercado. Implica el transporte, el embalaje y la entrega. La distribución es fundamental para las ventas de una empresa.

Un distribuidor se define como alguien que compra productos, los almacena y luego los vende a través de un canal de distribución. Están entre los fabricantes y los minoristas o consumidores, y trabajan en nombre de una empresa concreta en lugar de representarse a sí mismos. Normalmente, los distribuidores participan en relaciones de colaboración con los clientes y los fabricantes.

Canales de distribución en el marketing

En los últimos años, el comportamiento y los hábitos de los consumidores han cambiado drásticamente, lo que ha provocado la transformación de la mayoría de los mercados, si no de todos. El principal motor de estos cambios ha sido Internet. Las ventas en línea y el comercio electrónico, entre otros factores, han cambiado la forma en que la gente consume servicios y bienes en todo el mundo.

Sin embargo, Ailawadi y Farris (2017) señalan que el uso de un sistema integrado sigue siendo difícil tanto para los proveedores anteriores como para los minoristas posteriores. La transformación digital no solo afecta a las transacciones en línea, sino también a las realizadas a través de canales fuera de línea. Por un lado, Kang et al. (2019) explican que el canal offline se enfrenta a un dramático declive mientras que el canal online a través de varios canales digitales como las ventas por móvil muestra un crecimiento significativo. Este efecto puede deberse a que la distribución online ha crecido gracias a la canibalización de las tiendas de ladrillo y mortero (Mármol y Fernández, 2019). Desde el punto de vista del canal tradicional, dicha situación se considera crisis (Sopadjieva et al., 2017). En este contexto de crisis, hay algunos estudios que avanzan sobre las formas de reforzar la competitividad del comercio minorista offline a través de la especialización de su propia singularidad (Sopadjieva et al., 2017; Fisher et al., 2018).