Responsabilidad social de las empresas

Artículos sobre la responsabilidad social de las empresas

Forma de autorregulación empresarial destinada a contribuir a objetivos sociales o benéficos Empleados de una empresa de leasing que toman tiempo de su trabajo habitual para construir una casa para Hábitat para la Humanidad, una organización sin ánimo de lucro que construye casas para familias necesitadas utilizando voluntarios.

La responsabilidad social de las empresas (RSE) es una forma de autorregulación internacional de las empresas privadas[1] cuyo objetivo es contribuir a objetivos sociales de carácter filantrópico, activista o benéfico mediante la participación o el apoyo a prácticas de voluntariado u orientadas a la ética[2] Si bien en su día era posible describir la RSE como una política interna de la organización o una estrategia ética de la empresa,[3] ese tiempo ha pasado a medida que se han ido desarrollando diversas leyes nacionales e internacionales y que varias organizaciones han utilizado su autoridad para impulsarla más allá de las iniciativas individuales o incluso sectoriales. Aunque durante algún tiempo se ha considerado una forma de autorregulación empresarial[4], en la última década ha pasado considerablemente de las decisiones voluntarias a nivel de las organizaciones individuales a los planes obligatorios a nivel regional, nacional e internacional.

La responsabilidad social de las empresas es quizlet

MBAEn el mundo actual, se espera cada vez más que las empresas rindan cuentas sobre el impacto de sus prácticas en la sociedad y el medio ambiente. La responsabilidad social de las empresas (RSE) ya no es sólo una práctica empresarial respetada, sino una exigencia de los consumidores. Pero, ¿qué es la responsabilidad social de las empresas?

La RSE define el modelo de negocio y el grado de responsabilidad que deben mantener las empresas para tener un impacto positivo en el mundo. El modelo de RSE describe cómo una empresa puede rendir cuentas a sí misma, a su personal, a las partes interesadas, al público y al entorno global y local.

La aplicación de un modelo de RSE no sólo ayuda al medio ambiente y a la sociedad, sino que también tiene un impacto positivo en la reputación de la empresa. A medida que la gente se va concienciando socialmente, decide dar prioridad a las empresas que se centran en la responsabilidad social. Las prácticas de RSC también contribuyen a elevar la moral de los empleados, ya que éstos y los empresarios adquieren un mayor sentido de su trabajo.

Las primeras formas de RSC surgieron cuando el economista estadounidense Howard Bowen acuñó el término en su libro «Social Responsibilities of the Businessman» en 1953. Describió la RSE como la obligación de las empresas de aplicar políticas «deseables desde el punto de vista de los objetivos y valores de nuestra sociedad».

Noticias sobre la responsabilidad social de las empresas

Forma de autorregulación empresarial destinada a contribuir a objetivos sociales o benéficos Empleados de una empresa de leasing que toman tiempo de su trabajo habitual para construir una casa para Hábitat para la Humanidad, una organización sin ánimo de lucro que construye casas para familias necesitadas utilizando voluntarios.

La responsabilidad social de las empresas (RSE) es una forma de autorregulación internacional de las empresas privadas[1] cuyo objetivo es contribuir a objetivos sociales de carácter filantrópico, activista o benéfico mediante la participación o el apoyo a prácticas de voluntariado u orientadas a la ética[2] Si bien en su día era posible describir la RSE como una política interna de la organización o una estrategia ética de la empresa,[3] ese tiempo ha pasado a medida que se han ido desarrollando diversas leyes nacionales e internacionales y que varias organizaciones han utilizado su autoridad para impulsarla más allá de las iniciativas individuales o incluso sectoriales. Aunque durante algún tiempo se ha considerado una forma de autorregulación empresarial[4], en la última década ha pasado considerablemente de las decisiones voluntarias a nivel de las organizaciones individuales a los planes obligatorios a nivel regional, nacional e internacional.

Ejemplos de responsabilidad social corporativa

Forma de autorregulación empresarial destinada a contribuir a objetivos sociales o benéficos Empleados de una empresa de leasing que se toman tiempo de su trabajo habitual para construir una casa para Hábitat para la Humanidad, una organización sin ánimo de lucro que construye casas para familias necesitadas utilizando voluntarios.

La responsabilidad social de las empresas (RSE) es una forma de autorregulación internacional de las empresas privadas[1] cuyo objetivo es contribuir a objetivos sociales de carácter filantrópico, activista o benéfico mediante la participación o el apoyo a prácticas de voluntariado u orientadas a la ética[2] Si bien en su día era posible describir la RSE como una política interna de la organización o una estrategia ética de la empresa,[3] ese tiempo ha pasado a medida que se han ido desarrollando diversas leyes nacionales e internacionales y que varias organizaciones han utilizado su autoridad para impulsarla más allá de las iniciativas individuales o incluso sectoriales. Aunque durante algún tiempo se ha considerado una forma de autorregulación empresarial[4], en la última década ha pasado considerablemente de las decisiones voluntarias a nivel de las organizaciones individuales a los planes obligatorios a nivel regional, nacional e internacional.