Actividades para trabajar las nuevas tecnologias

Actividades de tecnología de la información

Todas las actividades STEM se basan en la indagación, lo que significa que están diseñadas para responder a una pregunta (a menudo una pregunta que crea el propio niño). Las actividades STEM animan a los niños a ver materias como las matemáticas y la ciencia desde una nueva perspectiva, y a utilizar esas materias para resolver sus problemas cotidianos y los problemas a los que podrían enfrentarse cuando sean adultos.

Dado que el pensamiento crítico y el pensamiento creativo son cada vez más importantes, las actividades STEM proporcionan una forma segura y divertida de que los niños exploren los conceptos de la ciencia, las matemáticas, la ingeniería y la tecnología de una forma amena y divertida.

Una actividad tecnológica es una actividad que tiene un gran elemento tecnológico. Puede incluir tecnología meteorológica, equipos científicos como microscopios, ordenadores, tabletas, teléfonos, cámaras de vídeo o cualquier otro elemento tecnológico.

La tecnología forma parte de nuestro mundo y no va a desaparecer pronto. Los niños necesitan la tecnología para existir en el mundo actual. Cuanto más se introduzca a los niños en la tecnología en un entorno seguro y supervisado, mejor será para ellos y más fácil será su crecimiento.

Aula google

La tecnología está transformando la educación en todo el mundo. Desde la rápida proliferación de los cursos en línea masivos y abiertos, o MOOCs, hasta el uso generalizado de dispositivos que soportan una variedad de modelos de «aprendizaje combinado» (parte en línea, parte de ladrillo y mortero). Esto está creando una intersección entre nuevos retos y nuevas oportunidades dentro de las instituciones educativas de todo tipo, desde la educación temprana hasta las universidades.

Los profesores están utilizando la tecnología para sustituir los antiguos modelos de aprendizaje estandarizado y memorístico y, en su lugar, crear experiencias más personalizadas y autodirigidas para sus alumnos. Hay más sincronización entre dispositivos con software que permite la colaboración multiusuario y más apoyo a las conversaciones virtuales, tanto dentro como fuera del aula. Además, cada vez más estudiantes e instructores crean sus propios contenidos digitales, incluyendo animaciones y vídeos. El resultado es un aprendizaje más profundo y personalizado y un acceso más fácil y eficiente a la educación.

A medida que los educadores comienzan a replantearse el aprendizaje a través de la lente del uso eficaz de la tecnología, la remodelación de los espacios educativos es un factor fundamental para el éxito. Con nuevas formas de pensar en los entornos de aprendizaje, los centros educativos pueden aprovechar la promesa de los modelos educativos en evolución sin disminuir la importancia de los profesores y de los campus físicos.

Ejemplos de actividades tecnológicas

«El aprendizaje no es un deporte de espectadores. Los estudiantes no aprenden mucho simplemente sentados en clase escuchando a los profesores, memorizando tareas preconfeccionadas y escupiendo respuestas. Deben hablar de lo que están aprendiendo, escribir sobre ello, relacionarlo con experiencias pasadas, aplicarlo a su vida diaria. Deben hacer que lo que aprenden forme parte de ellos mismos».

El aprendizaje activo es un enfoque centrado en el alumno en el que la responsabilidad del aprendizaje recae en él, a menudo trabajando en colaboración con sus compañeros. En el aprendizaje activo los profesores son facilitadores y no proveedores de información en un solo sentido. La presentación de hechos, que a menudo se introduce a través de una conferencia directa, se desestima en favor de la discusión en clase, la resolución de problemas, el aprendizaje cooperativo y los ejercicios de escritura (calificados y no calificados). Otros ejemplos de técnicas de aprendizaje activo son los juegos de rol, los estudios de casos, los proyectos de grupo, la enseñanza entre pares, los debates, la enseñanza «justo a tiempo» y las demostraciones breves seguidas de un debate en clase.

Actividades tecnológicas para el jardín de infancia

Desde el principio de los tiempos, el ser humano ha explorado y desarrollado nuevas tecnologías para hacer que sus actividades de la vida diaria sean menos laboriosas, más eficientes y, en consecuencia, más sedentarias. Además, los avances tecnológicos en medicina a lo largo de la historia han permitido un aumento sustancial de la esperanza de vida. Sin embargo, la combinación de un mayor comportamiento sedentario y el aumento de la esperanza de vida ha dado lugar a un fuerte incremento de las afecciones y enfermedades crónicas relacionadas con el sobrepeso y la obesidad. Aunque las personas vivan más tiempo, lo hacen con una función física más pobre y una calidad de vida reducida. En esta revisión exploramos cómo los avances tecnológicos han influido en el comportamiento sedentario de las personas y, a través de la lente de la teoría afectiva-reflexiva (ART), proponemos un medio por el cual la tecnología podría ser reutilizada para fomentar un mayor compromiso con la actividad física.

Desde la aparición de la especie que caminaba erguida sobre dos piernas, se desarrollaron nuevas tecnologías para hacer más fácil y eficiente la vida en este planeta. Los homo habilis, que vivieron hace unos 2,3 millones de años, fueron los primeros en desarrollar herramientas a partir de piedras y son considerados como los «manitas» de las especies del género homo (1). El Homo erectus, que vivió hace unos dos millones de años y tenía un cerebro más grande que el homo habilis, fue el primero en salir de África y el primero en utilizar el fuego para protegerse y cocinar (2). La historia de la humanidad está llena de avances tecnológicos en todas las facetas de la vida.