Ataque de denegación de servicio

Ataque de denegación de servicio

Inundación de syn

«DoS» redirige aquí. Para la familia de sistemas operativos informáticos, véase DOS. Para el departamento ejecutivo federal de los Estados Unidos, véase Departamento de Estado de los Estados Unidos. Para otros usos, véase DOS (desambiguación).

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Ataque de denegación de servicio» – noticias – periódicos – libros – académico – JSTOR (agosto de 2021) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

En informática, un ataque de denegación de servicio (ataque DoS) es un ciberataque en el que el autor busca hacer que una máquina o recurso de red no esté disponible para sus usuarios previstos, interrumpiendo temporal o indefinidamente los servicios de un host conectado a una red. La denegación de servicio se suele llevar a cabo inundando la máquina o el recurso objetivo con peticiones superfluas en un intento de sobrecargar los sistemas e impedir que se cumplan algunas o todas las peticiones legítimas[1].

Ping de la muerte

Un ataque de denegación de servicio (DoS) es un intento malicioso de afectar a la disponibilidad de un sistema objetivo, como un sitio web o una aplicación, para los usuarios finales legítimos. Normalmente, los atacantes generan grandes volúmenes de paquetes o peticiones que acaban por saturar el sistema objetivo. En el caso de un ataque de denegación de servicio distribuido (DDoS), el atacante utiliza múltiples fuentes comprometidas o controladas para generar el ataque.

En general, los ataques DDoS pueden separarse según la capa del modelo de Interconexión de Sistemas Abiertos (OSI) que atacan. Son más comunes en las capas de red (capa 3), transporte (capa 4), presentación (capa 6) y aplicación (capa 7).

Los ataques en las capas 3 y 4 se suelen clasificar como ataques a la capa de infraestructura. También son el tipo más común de ataque DDoS e incluyen vectores como las inundaciones sincronizadas (SYN) y otros ataques de reflexión como las inundaciones de paquetes de datagramas de usuario (UDP). Estos ataques suelen ser de gran volumen y tienen como objetivo sobrecargar la capacidad de la red o de los servidores de aplicaciones. Pero, afortunadamente, también son el tipo de ataques que tienen firmas claras y son más fáciles de detectar.

Slowloris

«DoS» redirige aquí. Para la familia de sistemas operativos informáticos, véase DOS. Para el departamento ejecutivo federal de los Estados Unidos, véase Departamento de Estado de los Estados Unidos. Para otros usos, véase DOS (desambiguación).

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Ataque de denegación de servicio» – noticias – periódicos – libros – académico – JSTOR (agosto de 2021) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

En informática, un ataque de denegación de servicio (ataque DoS) es un ciberataque en el que el autor busca hacer que una máquina o recurso de red no esté disponible para sus usuarios previstos, interrumpiendo temporal o indefinidamente los servicios de un host conectado a una red. La denegación de servicio se suele llevar a cabo inundando la máquina o el recurso objetivo con peticiones superfluas en un intento de sobrecargar los sistemas e impedir que se cumplan algunas o todas las peticiones legítimas[1].

Inundación de ping

Al igual que una acumulación inesperada de tráfico en la autopista que reduce la velocidad de los coches, un ataque de denegación de servicio distribuido (DDoS) envía más tráfico de Internet a un sitio web de lo que puede manejar, haciéndolo inutilizable para los visitantes normales. Aprenda más sobre qué son los ataques DDoS, cómo funcionan y cómo una herramienta de seguridad dedicada puede evitar que sus dispositivos se vean afectados.

Un ataque DDoS (Distributed Denial of Service) es un ciberataque malicioso que tiene como objetivo colapsar sitios web o servidores inundándolos con tráfico de Internet. La repentina avalancha de tráfico abruma la infraestructura del sitio objetivo, lo que suele provocar su caída. Los usuarios habituales del sitio o servicio no podrán acceder a él hasta que se resuelva el ataque DDoS.

DDoS significa «denegación de servicio distribuida». Un ataque DDoS suele distribuirse a través de una amplia red de dispositivos infectados, y el objetivo es denegar el servicio a los usuarios habituales del sitio web o servicio objetivo.

La mayoría de los ataques DDoS se llevan a cabo a través de botnets – grandes redes de ordenadores infectados con malware, dispositivos inteligentes IoT y otros dispositivos habilitados para Internet que han pasado a ser controlados por los hackers. El atacante ordena a los dispositivos de la red de bots que envíen cantidades masivas de solicitudes de conexión a la dirección IP de un sitio web o servidor objetivo.