Como elaborar un mapa conceptual

creador de mapas conceptuales

Abra MS Word en su escritorio y seleccione una página en blanco. Para crear un mapa conceptual en Word, puedes utilizar las formas básicas o seleccionar la opción de gráficos SmartArt. Del mismo modo, también puedes crear un mapa mental en Word.

Selecciona las formas deseadas para mostrarlas como título principal y colócalas en tu página. Del mismo modo, sigue seleccionando y organizando diferentes formas para dibujar un mapa. Recuerda que un mapa conceptual se representa de forma jerárquica, por lo que puedes empezar por la parte superior y ramificar tu idea principal en diferentes subtemas. Utiliza líneas para ilustrar las relaciones y, por último, añade texto en los enlaces cruzados para demostrar el tipo de relación.

También puedes utilizar los gráficos SmartArt que aparecen en la pestaña Insertar. Haga clic en el icono y espere a que aparezca la ventana emergente. Aparecerán diferentes tipos de gráficos para que elijas. Haga clic en Jerarquía, seleccione un tipo de gráfico y haga clic en Aceptar para insertar el mapa en su página.

El Mapa Radial se abrirá automáticamente en una nueva ventana. Seleccione las herramientas de la parte superior izquierda de la ventana para Insertar tema, insertar subtemas, insertar relaciones, etc. Utilice estas herramientas para redactar un mapa conceptual utilizando formas, líneas flotantes y texto.

mapa conceptual creativo

Los mapas conceptuales son representaciones visuales de la información. Pueden adoptar la forma de cuadros, organizadores gráficos, tablas, diagramas de flujo, diagramas de Venn, líneas de tiempo o diagramas en T. Los mapas conceptuales son especialmente útiles para los alumnos que aprenden mejor visualmente, aunque pueden beneficiar a cualquier tipo de alumno. Son una poderosa estrategia de estudio porque te ayudan a ver el panorama general: al partir de conceptos de alto nivel, los mapas conceptuales te ayudan a fragmentar la información basándose en conexiones significativas. En otras palabras, conocer el panorama general hace que los detalles sean más significativos y fáciles de recordar.

Los mapas conceptuales funcionan muy bien para clases o contenidos que tienen elementos visuales o en momentos en los que es importante ver y comprender las relaciones entre diferentes cosas. También pueden utilizarse para analizar información y comparar y contrastar.

Hacer uno es sencillo. No hay una forma correcta o incorrecta de hacer un mapa conceptual. El único paso clave es centrarse en las formas en que las ideas están vinculadas entre sí. Para obtener algunas ideas sobre cómo empezar, saca una hoja de papel e intenta seguir los pasos que se indican a continuación:

plantilla de mapa conceptual

Este recurso define qué es un mapa conceptual, ofrece un ejemplo y compara el mapa conceptual con otras formas de visualización. Le ayudará a reconocer cuándo es más útil esta estrategia y a encontrar herramientas que le ayuden a realizarla rápidamente y bien.

Un mapa conceptual es un dispositivo visual utilizado para el análisis y la planificación estratégica. Aunque las palabras «concepto» y «mapa» son de uso común, utilizarlas juntas se refiere a algo específico, y quizás menos familiar. Un «concepto» es una idea o un plan, y un «mapa» es una visión simplificada de un territorio complejo. Un «mapa conceptual» es una visión general en forma de diagrama de las ideas clave asociadas a un tema concreto, que indica cómo se relacionan las ideas entre sí.

Los mapas conceptuales son una estrategia poderosa cuando pasas de leer sobre un tema a redactar tu propio texto, o cuando estudias para un examen. Es una forma de identificar lo que crees que es más importante y de articular las relaciones entre ellas y la lógica de la discusión que quieres desarrollar y presentar.

ejemplo de mapa conceptual

Quizá conozca la definición de mapa conceptual: una herramienta gráfica para ilustrar las relaciones entre conceptos e ideas. Por lo tanto, un buen mapa conceptual significa que tanto el diseño como el contenido son de alta calidad, ya que permite a la audiencia ver claramente cómo se conectan diversos temas y procesos.

Por lo general, en un buen mapa conceptual, los conceptos, normalmente representados por palabras sueltas encerradas en un rectángulo (caja), están conectados a otras cajas de conceptos mediante flechas. Una palabra o frase breve, escrita junto a la flecha, define la relación entre los conceptos conectados.

Los mapas conceptuales suelen hacerse colocando una palabra en un recuadro u óvalo y utilizando flechas o líneas para enlazarla con otras palabras, mostrando la relación entre estos temas. Para crear un buen mapa conceptual, puedes seguir los siguientes pasos.

Haz una lluvia de ideas con los temas relevantes. Antes de empezar a dibujar tu mapa conceptual, piensa en una lista de temas esenciales que estén relacionados con el proyecto o la tarea. Por ejemplo, si quieres dibujar un mapa conceptual sobre el agua, puedes hacer una lista de temas como los árboles, el océano, el río, las plantas, los árboles, los animales, las personas, etc.